domingo, 8 de marzo de 2009

para siempre, pero solo por hoy









al igual que haríamos con un viejo amor al que decidimos un día dejar
porque sentimos que ya no forma parte de nuestra historia ni
nosotros de la suya, así también nos acontece con el tabaco, hemos de
morir de alguna manera para resurgir de nuevo y por ello no sirve negar
el momento triste, la duda o el miedo...ninguno de ellos nos hará
mas daño del justo si persistimos en nuestro camino; no vale
negociar con el pasado sobre el día de mañana, pero tampoco sirve
de mucho el odio a quien consideramos en su momento
nuestro más caro amante, y si bien la alegría por
los logros nos confiere nueva energía, también los malos ratos, si no le añadimos
el supuesto vació que la adicción se empeña en hacernos sentir,
nos pueden servir para crecer; todos sentimos miedo, dudas o tristeza y
negarlo solo hará el "duelo" mas largo; pasar por ahí sabiendo que nada malo
nos ocurrirá por sentir un vació en el estomago o porque de repente
un día parezca difícil andar sin muletas...se trata de ser conscientes de que estamos creciendo,
eso cuesta y puede que duela un tiempo porque aun no aceptemos que el
vació existe por algo...pero la comprensión y la calma llegan siempre, porque ya están ahí;
algunos tienen la suerte de superar ese miedo de forma instantánea y de sentir
hasta alegría porque intuyen que ese sentimiento de pérdida fue imprescindible para dejar paso a
la comprensión y la satisfacción interior; en otras ocasiones puede costar más o bastante más, por eso una información amplia de lo que es la adicción, del porque fumamos realmente, antes de porque queremos/tenemos que dejar de hacerlo, se hace tan perentoria....el hecho de aceptar nuestra condición de drogadictos que precisan de una sustancia para funcionar normalmente, nos sitúa en el punto desde el cual podemos hacer frente a la situación de forma asertiva y nos permite también hallar una solución definitiva....ahora sabemos que la nicotina (al igual que otras muchas drogas para otras personas) se nos hacia imprescindible para funcionar y no es que nos proporcionara tranquilidad, compañía, animo o concentración, sino que más bien al contrario, sin ella no podíamos sentirnos tranquilos, animados o en cualquiera situación
normal, y por eso también es tan importante tener claro que "solo uno" puede poner en marcha el proceso, nuestra adicción esta dormida, puede que para siempre, y las ganas de fumar desaparecen...pero siempre tenemos que tener en cuenta que no hay otro cigarro con el que tengamos que demostrarnos nada...como dijo alguien, no fumar un cigarro nunca más, no me hará ningún mal y fumar solo uno más, puede terminar conmigo...por eso sigo diciendo: solo por hoy, pase lo que pase, no fumo (afortunadamente es algo que ya no me tengo que repetir cada día, pero es una actitud que me puede servir para algún momento de esos "especiales" que se pueden presentar, cuando mi mente a pesar de no tener "ganas" o "necesidad" de un cigarro me puede susurrar (aunque lleve x años sin fumar) : "total, por uno...", y ahí tendré claro entonces que uno es demasiado, porque para mi, mil o diez mil, no bastarían....

2 comentarios:

Futuro Ex-Fumador dijo...

Pues sigue así y muchas felicidades. Un no fumador no tiene la menor idea de lo que es este vicio, y creen que es muy sencillo dejarlo, probablemente si sea relativamente sencillo, pero bien dices, es un miedo que no sabemos lo que pasará si no tenemos un cigarro en la boca. Aún así 1 cigarro es el que a un ex fumador lo puede regresar al vicio. Saludos.

josman dijo...

Blogger josman dijo...

te puedo decir que si se lo que pasaría con ese posible cigarro porque ya he pasado por ahí un par de veces y también te digo que no tengo ninguna intención de iniciar de nuevo ese periplo que no lleva a ninguna parte ni da nada positivo, pues no hay placer, ni satisfacción, compañia, tranquilidad, etc, solo ansiedad, sufrimiento y enganche a una droga muy jodida, así que lo tengo bien claro y como veo que tú también sigues sigues firme en tu proposito, aparte de saludarte aprovecho, para darte la enhorabuena, hasta pronto

pd.-por eso creo que el apoyo entre los que pretendemos dejar atrás esta droga funciona, porque entendemos por lo que pasa el otro, mientras que a los no-fumadores cercanos a nosostros les cuesta ponerse en nuestra piel y los que son fumadores "felices" no estan en absoluto dispuestos a hacerlo por motivos obvios