sábado, 22 de noviembre de 2008

al kohol (el sutil)



un debut es la primera vez que a una chica joven la ven borracha en público (f. scott fitzgerald)











cuando las drogas están instaladas en una cultura de la forma ke ocurre en la nuestra con el tabaco y el alcohol, y si ademas éstos temas se tratan en una sociedad individualista y celosa de las aficiones y gustos propios, así como no demasiado dada a considerar el bienestar común (léase una comunidad latina) entonces buscar cierta objetividad en los planteamientos se torna harto complicado...







es llamativo como a muchos escritores, poetas o pintores
ke han conocido españa o han vivido un tiempo entre nosotros, les ha conkistado esa característica tan nuestra como es el valorar la individualidad por encima de cualeskiera otra consideración; incluso en el deporte, (obviemos el futbol, ke tiene una función totalmente aparte, a veces próxima a la ke podría tener el "circo" para los romanos); y así, el "encantador" e. hemingway nos deja su visión de lo ke puede ser el "verdadero" deporte: sólo existen tres deportes: el toreo, las carreras de coches y el montañismo; el resto son simples juegos





además aki se vive de noche, como muestra el comentario del asombrado bono (u2), al tener la posibilidad de comprobarlo por él mismo: en los ángeles nos vamos a dormir a las diez, y en madrid también...pero aki es a las diez de la mañana...
en pocos lugares se podría dar una situación tan surrealista como ke un ex-presidente del gobierno, aún con algún caldo de más en el buche, se permita ciertas licencias, ke rozan, o incluso machacan, según se mire, cualquier norma de urbanidad, y es ke el individualismo latino, ciertas dosis de soberbia de carácter totalmente personal, más unas copas de buen vino, pueden ser un cóctel verdaderamente explosivo:
-a mí no me gusta que me digan 'no puede ir usted a tanta velocidad', 'no puede comer hamburguesas de tanto' o 'se le prohíbe beber vino'; déjeme que decida por mí, que en eso consiste la libertad"; "¿kién te ha dicho ke kiero ke conduzcas por mí? las copas de vino que me tomo, déjeme que las tome tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie
bueno, no creo ke haya ke comentar nada al respecto...





con lo integrado ke está el alcohol en nuestra forma de vida, hay ke resaltar de forma positiva ke la adicción ke produce no afecte de manera fulminante a la mayor parte de los consumidores, como ocurre, por ejemplo, con la nicotina, pués, en caso contrario, no tendríamos entre dos y tres millones de alcohólicos (SOMOS un país de adictos al alcohol), sino muchos más; se dice ke una característica de los adictos y especialmente del alcohólico es algo ke indica ke, efectivamente, existe un problema, y es la negación...añadiría la consideración de "costumbre social" ke aún personas ke han dado el salto "al otro lado del arroyo" le siguen dando a su problema; recuerdo ke hace años me encontré un día con un vecino en el bar; felipe bebía una ginebra con un montón de zumo de naranja: "tiene vitamina C", argumentaba; pués bien, ese día estaba nuestro hombre triste y preocupado y se debía, según me dijo luego, a ke su hijo de 18 años estaba fumando porros, al hacerle notar ke lo ke el tenia delante era una droga, y además, bastante mas potente ke el cannabis ke consumía su hijo, me miro extrañado: "pero bueno, vas a comparar unas copas con la droga??"...decir ke felipe tuvo ke orinar ese día en una palmera porque no le era posible subir las escaleras para ir al baño...murío unos dos meses después de cirrosis hepática, evidentemente nunca se planteo ke él estaba enganchado a una droga dura...








pues si, todos, o casi todos, bebemos, poco o mucho, pero "solo" unos pocos millones de español@s son alcohólicos, si bien habría que considerar la posibilidad de incluir a muchas personas cuyo consumo es cotidiano y en muchos casos excesivo, en la categoría de drogo-dependientes, y también mencionar ke muchos casos de accidentes de tráfico, maltratos, suicidios, etc, se dan en episodios de alcoholismo agudo y no crónico, siendo especialmente delicada la cuestión de los (y sobre todo LAS) adolescentes los fines de semana, pués si todas las semanas tenemos "comas etílicos agudos" y si un porcentaje (creo ke está sobre un 4/5 %) termina en muerte, pues entonces hay algo ke no funciona, y puede ke tenga más ke ver con costumbres ke con leyes o posibles sanciones...



no soy partipario de ilegalizar las drogas, y en éste caso, y ya ke tratamos del alcohol, no hay más ke ver lo ocurrido con la ley seca en eeuu; por la misma razón, pienso ke todas las drogas debían de ser reguladas y controladas, pues lo peor de todas ellas, al menos lo peor ke puede ser evitado, son las mafias y la delincuencia ke conlleva la ilegalidad, y dicho esto, es de desear ke cada cual sea consciente de su situación y de su particular relación con la droga y solo me atrevo a criticar ciertas actitudes ke incitan a los jóvenes al consumo (de alcohol o de cualquier otra droga) para ocultar la propia dependencia...



terminar diciendo ke lo deseable es no llegar nunca a la conclusión del mismo f. s. fitzgerald, al menos como experiencia propia:






"primero te tomas un trago, luego el trago se toma un trago, por ultimo el trago te toma a ti"

14 comentarios:

Labegue dijo...

Bueno, Jose, creo que ya sabes lo que opino yo al respecto. O ¿no?, no sé si te lo he dicho.

El alcohol es la droga por excelencia, pero tiene la ventaja de ser más contralable que otras, como por ejemplo la nicotina.

Yo, que sí bebo alcohol, lo hago de forma esporádica. Hay semanas que no consumo absolutamente nada, ni una cerveza, y otras en que sí lo hago. Pero soy consciente de que el problema del alcohol es mucho mayor de lo que pensamos.

Estos hombres, que salen del trabajo y argumentan que después de una dura jornada de trabajo tienen derecho a disfrutar de una cervecita. El problema no es la cervecita, sino que se suele convertir en 5 o 6 y si eso se hace todos los días llegará un día en que no podrá dejar de hacerse.
Son alcohólicos camuflados, esos que todavía no saben que lo son, y son socialmente aceptados. No como otros, lo que no deja de ser injusto.

Bueno, que ya me callo.

Besitos

La Bruja Circe dijo...

La verdad es que yo tengo una opinión demasiado matizada sobre este asunto como para poder sintetizarla en un comentario. En efecto, creo que las adicciones se encuentran cómodamente instaladas en nuestra cultura, pero no tengo claro que esto se deba a nuestro individualismo (no creo que seamos especialmente individualistas, aunque quizá tenga poco mundo...) sino a nuestra actitud ante el placer, que es el principio de todas las adicciones. Las culturas mediterráneas y latinas entienden el hedonismo y el placer de vivir, a diferencia de otras latitudes más espartanas. (Dicho con brocha muuy gorda y sin juicios de valor, nosotros producimos místicos mientras que otros producen ascetas, pero esa es otra historia...)

Yo creo que, a diferencia de otras drogas como el tabaco, y con independencia de su aceptación social, es posible ser 'un buen bebedor'. Es posible tener una 'buena' cultura del alcohol que posibilite disfrutar de él sin generar adicción, cuidar ese termostato interno que nos dice 'ya no bebo más hoy' para que no se nos rompa, porque si se rompe es imposible de recomponer. Esto me parece mucho más difícil con el tabaco, por ejemplo. Dejar de fumar me ha hecho pensar en todo esto y valorar lo mucho que me gusta el alcohol y sus circunstancias. Y si antes ya cuidaba este asunto, ahora más.

Sobre lo del individualismo, creo que es otra de las argucias que nos cuenta el famoso 'mono' para justificar continuar drogándonos y que consiste en aquello de 'a mí nadie me dice lo que tengo que hacer', es una estupidez como otra cualquiera. Creo que esto, en algunos países latinoamericanos y europeos, se lleva aún peor, pero es otra historia y es tardísimo...

PD: El individuo que mencionas ilustrando esta actitud YA ERA un auténtico estúpido impresentable ANTES de ser alcohólico y de decir estas tonterías, así que no nos sirve como ejemplo (¿no? ;D) Beso!

josman dijo...

Lo que me gustaria enfatizar sobre todo es el hecho de que la consideración de legal/ilegal, de socialmente aceptada o no, hace que relajemos las defensas o que tendamos a subir los puentes levadizos; y es que lo que llevamos viendo como se santifica y se transforma en sangre en rituales que forman parte de nuestra cultura, seamos creyentes o no, es vino y no marihuana.

Lo ocurrido con aquél que continua "disparatando sobre ello y sobre cualquer cosa", me llama más la atención por la propia reacción de una parte de la ciudadanía que por los mismos gestos del corredor de formula frustrado (http://www.20minutos.es/noticia/232772/0/Aznar/carretera/juventud/); y es que se valoran ciertas actitudes de "quien los tiene bien puestos" sobre todo cuando de dicha actuación se deriva un puntapié en toda la canilla de "papá Estado"; y ya que estamos cerca de la carretera, todos queremos buenas autopistas, pero aquí el listo, y lo que es peor, el tantas veces admirado, es el que defrauda, impidiendo que se puedan construir;
"estamos solos y no lo soportamos", dijó Sartre, pero aquí nos cabreamos, decimos que es eleccion nuestra y nos sale una Teresa de Avila o un Juan de la Cruz...

La Taberna Fantasma dijo...

La verdad, Joss, aún sin ser creyente, no le encuentro reparos a la centralidad del vino en tantos ritos en nuestra cultura. Supongo que si el cristianismo no hubiera acabado con el paganismo tal vez usaríamos beleño y datura estramonio y volaríamos sin salir del cuarto. Sin que suponga una elección religiosa, prefiero el Somontano, dónde va a parar... De hecho no tengo nada contra las drogas sino contra las adicciones y las hipocresías sociales al respecto. De lo del prenda lerenda no me asombro, que ya era neocons y anti-Estado antes que fitipaldi y alcohólico; no me fustigo pues yo nunca lo admiré.

(Digresión: ¿No recordáis cuando era el aspirante y decíamos que era un pringao sin carisma? Hasta en su partido lo decían. Luego nuestro país demostró una vez más su falta de educación y de luces y de mundo y decidió fingir que el emperador iba vestido con ricas sedas hindúes y paños de Holanda. Y ahora, a la postre, volvemos a verlo como lo que es, un tonto sin personalidad, sin dos dedos de frente, sin chicha ni limoná, en pelota picada...)

No te quemes, Joss, aquí decimos que es elección nuestra porque somos unos adictos, no porque bebamos vino...

La Taberna Fantasma dijo...

Uy, Joss, disculpa... (ya tú sabes)

Artemis dijo...

En mi opinión hay mucha gente alcohólica, y esa gente misma no es consciente de su alcoholismo.Me refiero a un grado de alcoholismo casi nulo, pero que de igual forma está presente.
Igual que quien se fuma un cigarrillo "sólo después de las comidas" o al llegar a casa después del trabajo,a esa persona no se le considera , aparentemente, un adicto a la nicotina; todos aquellos y aquellas que no pueden pasar un sólo sábado por la noche en una discoteca/pub sin su cubata correspondiente...aunque sólo sea un solo cubata o un solo cigarro...SÓLO UNO...ya se trata de una adicción.Una adicción psicológica principalmente (ya que no es la misma parte del cerebro la que nos pide nuestra dosis correspondiente) pero una adicción al fin y al cabo.Lo que pasa es que es una adicción tan sutil que ni reparamos en ella; lo vemos como algo normal.
El problema surge cuando ,por los motivos que sean,nos vemos privados de ese cigarrillo después de comer o de ese cubata de los sábados por la noche; conozco gente que necesita ese alcohol hasta tal punto, que no le importa estarse medicando con antibióticos: necesitab beber para pasarlo bien.
Estoy segura de que muchos de nosotros, yo incluída (en mi caso con el tabaco),no somos conscientes de que , quizá, estamos manifestando conductas de enganche psicológico a cierta sustancia, hasta que nos vemos privados de ella.Quizá podamos hablar de rito o hábito más que de adicción, pero lo preocupante es que lo necesitamos para sentirnos o pasarlo bien...

josman dijo...

Vale Taber, pero no es cuestión de tener más o menos razón, sino de opinión...nadie se ha ocupado de quitarle el amargor a las semillas de estramonium ni existe liturgia social/familiar del LSD o los derivados de la morfina(al menos socialmente aceptada); insisto por ello en el hecho de que si determinada droga forma parte de nuestra cultura, eso dificulta los limites de uso/abuso, solo eso es lo que quiero recalcar; los periodicos nos hablan de los heroinómanos muertos por sobredosis (que son algunos) y la policia multa a los jovenes que se fuman un peta en una esquina; menos se habla de los miles de muertos por alcohol...

no es mi intención marear con números, solo una pequeña licencia con las cifras de victimas de accidentes de trafico de la DGF (2006):
Uno de cada tres muertos en carretera en España se encuentra bajo los efectos del alcohol.

-un 29, 5 por ciento de los conductores fallecidos en nuestros país superaba el límite de alcohol permitido: 0,5 miligramos por litro de sangre. Este límite es uno de los más permisivos en la UE, por lo que se plantea reducirlo, con objetivo de alcanzar la meta fijada por la Comisión Europea: llegar a 2010 con la mitad de cifras mortales.

Junto a nosotros en la lista que combina alcohol, muerte y carretera, se sitúan Francia con un 28,8 por ciento; Portugal, 27,8 por ciento y Suecia, 25 por ciento. En el extremo opuesto, encontramos a la República Checa, 4,8 por ciento (permisividad cero con el alcohol)

moraleja: si bebes, no conduzcas, (ni des conferencias) :)

Artemis, bienvenida, bueno basicamente estamos de acuerdo, creo que si llamamos a las cosas por su nombre, un tabaco o una copa compartida no es otra cosa que una dosis compartida, y termino recalcando de nuevo que no soy partidiario de la ilegalizacion de NINGUNA DROGA


joder, menudo ladrillo masalío...
ah, besos a las dos :o)

La Taberna Fantasma dijo...

Yo tengo confianza en que esa permisividad se vaya reduciendo de la misma forma en que se ha reducido drásticamente la tolerancia social con los fumadores, por ejemplo. No conozco las cifras que puedan o no sustentar esto y reconozco que es cuestión de fe, quién me lo iba a decir a mí... Quiero creer que está más cerca el día en que una persona que se haya tomado dos cañas y vaya coger el coche sea reprobada públicamente por los mismos compañeros que acaban de compartir las cañas con él y se van en bus o andando.

Pero siento cierto temor a que esa tolerancia con el alcohol se vaya al extremo contrario y se convierta en intolerancia hacia las personas que bebemos, a que caminemos a modelos puritanos de tipo victoriano o de la América profunda. Creo que hemos vivido años dalomistas (de 'da lo mismo' o 'todo vale') en que la que no se ha dao al tabaco por parecer más interesante se ha dao al alcohol por desinhibirse, a la coca por ascender en el trabajo o a los porros porque molaba y lo fumaban los colegas. Creo que ahora vivimos una época de movimiento pendular a este respecto en que se persiguen todo este tipo de cosas mediante la reprobación social. Y a mí me da como cosa eso, Jose, ya no sólo está mal visto fumar y beber, sino también ser gordo. Y en breve, qué más... ¿comer carne? Reconozco que no es una postura muy argumentada, pero me pone un poco los pelos de punta...

Que no es cuestión de tener razón, que la tienes, nen, que la hipocresía en cuando a los límites de uso y abuso es galopante, sí, pero es que todo este asunto admite tantas perspectivas que unas me gustan y otras me ponen los pelos de punta...

(pos toma tocho masalío amí... si es que vas provocando... ;D)

josman dijo...

una cosa que veo muy preocupante es el giro peligroso que una parte de la sociedad occidental esta dando hacia posiciones fundamentalistas....hace unos dias comentaba en el trabajo el hecho de que en ciertos estados del sur de EEUU, los asistentes a los mitines respondieran "amén" a cada frase de los candidatos republicanos...no se lo podian creer; sin embargo y a continuacion, arumentaban (eran dos) que claro, "
nos quitan los cruxifijos de los colegios y lo proximo sera que no nos permitan sacar los pasos en semana santa", cuando a estas personas les preguntas por sus creencias, llegas a la conclusion de que se podrian situar como proximas al agnosticismo "yo no practico, pero algo debe haber", y, sin embargo defienden con uñas y dientes las posiciones de rouco o de su telepredicador el ex-maoista fede jimenez....que peligro¡¡¡

Labegue dijo...

Coño Tabi, el somontano?

Anda dime dónde te envío dos cajicas, que es el que yo vendo.

Seguid, seguid, que está interesante el debate.

Besos

josman dijo...

demasiado tarde anita, kesto ya va pasando al nacionalcatolicismo segun se gira a la extrema derecha; oye, sin cambiar de tercio familiar...por un casual vendes escapularios de bono, digo de sor maravillas?? :O)

Labegue dijo...

Pos no..., solo vino, y bueno, ahora jamones de pata negra.

Pero hijo, no bebes y además eres cuasi vegetariano. Así que contigo no me como un colín.

El día que venda té verde te aviso.

Beso

La Bruja Circe dijo...

Alguien dijo Somontano...?

Labegue dijo...

Cuando vaya pa tu tierra, que iré, te llevo una botellita del que vendo.

Prometido.